Liderazgo Ágil: La metodología no es suficiente

En otros de nuestros artículos como  ”Desarrollo ágil:Un modelo para un mejor futuro” y “Convertirse en un líder ágil”  ha quedado clara la necesidad de cambio de ideología en la gestión de los equipos de trabajo y hemos llegado a la conclusión de que lo que realmente necesitan las empresas son personas que  entiendan el liderazgo y la gestión de equipos de trabajo ágiles.

Para que los proyectos puedan tener éxito, necesitan líderes que exhiban comportamientos ágiles. Y, he aquí una sugerencia, un gurú técnico no es uno de ellos. El éxito en los  equipos ágiles depende de las creencias del líder y de su actuación. Es decir, su forma de pensar y actuar es tan – o más – importante que lo que saben.

5 puntos claves que un líder ágil exitoso debe mantener

¿Cuántos de estos tiene usted? ¿Cuántos su gerente? ¿Cuántos su CEO?

are all assessments alike whitepaper Liderazgo Ágil: La metodología no es suficiente

  1. Un grupo de bien intencionados, las personas cualificadas que son capaces de tomar una decisión por consenso, pueden tomar decisiones por sí mismas.
  2. Cinco o más personas con un propósito único y claro pueden (y a menudo lo hacen!) cambiar el mundo.
  3. Hacer las preguntas correctas siempre va a crear mejores resultados.
  4. El papel de liderazgo se trata de crear un gran ambiente en el que otros pueden tener éxito.
  5. La confianza es el componente fundamental de cualquier relación y debe ser atendido y mantenido con cuidado, integridad y humildad.

Comportamientos:

  • “Los comportamientos que hacen que los líderes ágiles sean exitosos, son en gran medida, los mismos comportamientos que hacen los facilitadores de éxito.”
  • “Los comportamientos que hacen que los líderes ágiles fallen, son en gran medida, los mismos comportamientos que buscamos en la contratación de gestores de proyectos.”
389310 10150868529225969 1531536259 n Liderazgo Ágil: La metodología no es suficiente

Comportamientos que queremos en nuestros “Líderes Ágiles”:

Estratégico: La agilidad es muy pragmática, con un fuerte énfasis en el aquí y ahora. Necesitamos ver la estrategia como “un enfoque de corto – medio plazo” y éste debe ser un criterio clave para el éxito de los líderes ágiles. Esto pone de relieve la importancia de tener una visión clara sobre el equipo a reunir a su alrededor. Nuestros líderes deben asegurarse de que no sólo estamos avanzando sino que nos movemos en la dirección correcta.

Táctica: Nuestros líderes deben hacer hincapié en la importancia de la continua aportación de valor, centrándose en “estrategias prácticas”.

Innovador: Debemos estar preparados para los cambios y nuestra meta principal debe ser “crear cosas o servicios que nadie ha creado u ofrecido anteriormente”. Nuestros líderes deben estar abiertos a nuevas ideas, y deben estar dispuestos a asumir riesgos.

Emoción: Queremos que nuestros líderes sean apasionados! Y que sean capaces de contagiar esa pasión al equipo y que sea sentida por todos los que entran en contacto con él.

Comunicación: La agilidad conlleva acercar a la gente para producir más de lo que podrían de manera individual. Por ejemplo, esas 5 personas con un propósito claro por ahí cambiando el mundo, esto requiere una comunicación,  el líder ágil debe indicar claramente lo que desea y espera.Debe expresar claramente sus pensamientos e ideas y se debe mantener un flujo preciso y constante de información.

Consensual: Los equipos ágiles deben llevar el respeto a su máxima expresión. Los líderes deben valorar las ideas y opiniones de su equipoy demostrarlo mediante el uso de su posición para ayudar al consenso de la forma de proceder, en lugar de decirles simplemente qué hacer.

Delegación: Los equipos ágiles deben confiar plenamente en todos sus miembros. Los líderes deben fomentar la confianza dando autonomía al equipo para hacer sus propios juicios acerca de la mejor manera de cumplir con los objetivos.

Empatía: Los líderes ágiles deben tener empatía con los miembros del equipo y darles su apoyo.

 

Comportamientos que perjudican a los “equipos ágiles”:

Autoridad: Los líderes que son deferentes con la autoridad, tienden a ser pasivos en los equipos ágiles. Los equipos ágiles necesitan estar continuamente en la búsqueda de nuevas y mejores formas de hacer las cosas y una gran manera de acabar con la motivación es diciendo: “No, no permitimos nuevas ideas que no sean o procedan de un  superior. ”

Estructuración: El líder que se pasa semanas elaborando el  ”plan perfecto” y el resto del proyecto se lo pasa vigilando que nada se salga del cauce del ”plan perfecto” está en oposición directa con la idea de un ”equipo ágil”. Los equipos ágiles ganan valor dando respuestas correctas a los cambios que se pueden presentar a un plan establecido.

Conservador: Si no está roto no lo arregles, dice el líder conservador, mientras que el ágil, dice, “¿qué podemos hacer mejor?”

Técnica: Mientras que tener algunos conocimientos técnicos es bueno, ser un experto no sólo es innecesario, sino que, puede ser perjudicial. Necesitamos que nuestros líderes nos ayuden con la comunicación, el apoyo y la visión para realizar correctamente el trabajo, y que no estén ocupados haciéndolo todo ellos mismos ni dejando ver que ellos tienen todas las respuestas.

 

Ahora la pregunta es ¿cómo detectar estas habilidades deseadas en nuestra plantilla? Venimos hablando de “habilidades blandas” que no siempre son fáciles de detectar y/o medir. Nuestra herramienta TalentGenome está diseñada para lograr ambas tareas de manera fácil, lógica y eficiente mediante procesos rápidos y ágiles que nos permiten disponer de la información actualizada en tiempo real. Contar con una herramienta informática que nos ayude a tomar las decisiones más acertadas en cuanto a nuestro talento se refiere no sólo es una ventaja competitiva. Es una manera de proceder acorde con los tiempos.

Tagged :

Leave a Reply